La silicona (I) Sus secretos

Publicado el Deja un comentario

La silicona (I) Sus secretos

la silicona primera parte

Este es el primer artículo de una larga serie dedicada a los materiales que conforman nuestros juguetes. A su vez también forma parte del primer artículo de una serie dedicada a la Silicona exclusivamente, ya que meter toda la información útil sobre la silicona en un solo artículo lo haría demasiado extenso.

Dicho esto, comencemos presentando el material. La silicona es una sustancia químicamente inerte, lo cual viene de perlas para fabricar juguetes eróticos puesto que no reacciona al cuerpo humano. Esto quiere decir que es hipoalergénica, no altera el pH ni provoca reacción química alguna en nuestro cuerpo. Otro dato reseñable es que carece de porosidad, por lo que no puede acumular bacterias, evitando así posibles infecciones. La silicona, en sí misma, no es tóxica para las plantas o animales acuáticos, ni tiene efectos negativos sobre los organismos del suelo, y aunque no sea biodegradable puede ser fácilmente reciclada.

La Forma del pene Molde Para Hornear de Silicona Estas propiedades convierten a la silicona en un material considerado como el más seguro para la fabricación de juguetes eróticos. Pero claro, todas estas bondades, que cualquiera de nosotros querría para sus juguetes, solo nos las van a brindar aquellos que estén fabricados en silicona al 100%.

Y aquí es donde se tuerce la cosa. La silicona es un producto bastante caro, por lo que los fabricantes, para conseguir juguetes con precios más atractivos, mezclan la silicona con otros productos, ahorrando así costes y conservando un aspecto prácticamente idéntico. A cambio, estas mezclas podrían contener productos tóxicos o nocivos para nosotros. Aunque, se mantienen las propiedades mecánicas de la silicona en gran medida.

Esto no sería malo per se, si quien quisiera comprarlo tuviera esta información de forma accesible en la caja del producto o en la descripción y decidiese consumirlo. Pero esto no suele suceder así, ya que la información a este respecto brilla por su ausencia en la mayoría de casos.

Según la ley, para etiquetar un producto como material de silicona debe contener al menos un 10% de silicona en su composición, lo cual no es muy alentador. Por suerte, cada vez hay más compañeros que se esfuerzan por darnos información más completa sobre los productos.

En GASMIC creemos firmemente que el cliente tiene derecho a saber qué está comprando, y pretendemos recabar y compartir toda información de utilidad que nos sea posible acerca de los materiales.

Si quieres aportar tu granito de arena compartiendo tus experiencias o información sobre este tema, no dudes en comentar.

Gracias por leer el artículo y nos leemos en la siguiente entrega, ¡saludos!

¡Reparte amor!
Publicado el Deja un comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja tu nombre en blanco para comentar de forma anónima.